Por tu salud y seguridad, EXIGE PROFESIONALES CUALIFICADOS

A nadie le gustaría que su coche fuese arreglado por electricista, ni que fuese operado por un profesional no cualificado, ¿Y por qué, en lo relativo a la actividad física todo vale? Es muy injusto y peligroso lo que pasa en torno al mundo de laa actividad física y del deporte, con continuo intrusismo profesional, que deja a los verdaderos profesionales, con pocas oportunidades, y viendo como se hacen auténticos sacrilegios sin que, por desconocimiento, se haga nada.

diptico_manifiesto2010

Esta iniciativa pone el acento en la necesidad de concienciación social acerca del alarmante “intrusismo” observado en una actividad directamente relacionada con la salud y la seguridad personal, siendo el sector del empleo en el deporte uno de los que soportan una mayor carga de economía sumergida y un mayor número de profesionales sin formación específica en su ámbito laboral.

Para terminar con este hecho, desde el Consejo General de COLEF se viene trabajando para sensibilizar a las autoridades nacionales y autonómicas sobre la apremiante necesidad de una regulación profesional (el Consejo Superior de Deportes incluso llevó una propuesta al Consejo de Ministros, proceso que permanece paralizado), como con la que ya cuentan en Cataluña, que desde el año 2008 posee su propia Ley del Ejercicio de las Profesiones del Deporte.

Una actividad en alza, un intrusismo alarmante
El 58% de la población española realiza deporte de forma habitual o esporádica en alguna de las más 360.000 instalaciones deportivas que hay en nuestro país. Este aumento de la preocupación social por el deporte se ha traducido en una creciente demanda de todo tipo de profesionales en esta materia.
“Hoy en día, cualquier persona puede abrir un centro deportivo y dirigir sus actividades, independientemente de si está capacitado o no para ello, debido a una falta generalizada de regulación y ordenación de las profesiones del deporte. Este hecho provoca descontrol, desprotección e inseguridad en los usuarios de los servicios deportivos, a quienes les resulta muy difícil juzgar la calidad de las prestaciones que reciben. Por ello el Consejo General de COLEF de España demanda el cambio de esta realidad y la implicación de las autoridades. Las profesiones relacionadas con el deporte necesitan una urgente regulación para asegurar y defender los intereses de los consumidores y usuarios, quienes tienen derecho a una práctica deportiva libre de riesgos. Pero, para ello, es imprescindible la adecuada cualificación y capacitación de los prestadores de estos servicios, lo cual debe ser garantizado por los poderes públicos”, explica Jaime Vallejo, Presidente del Consejo General de COLEF de España.

Graves riesgos para la salud y la seguridad
Este aumento del “intrusismo” lleva aparejados graves riesgos, especialmente para la salud y la seguridad de la población, que deja su bienestar físico en manos de profesionales sin los más mínimos conocimientos. Esto supone un grave riesgo, especialmente para algunos colectivos como los menores de edad, discapacitados o personas con una edad avanzada, y con especial incidencia en determinadas situaciones, como la realización de deporte en el medio natural. Una práctica deportiva no segura, sin una correcta supervisión, puede provocar importantes daños físicos, pudiendo provocar incluso la muerte a causa de un sobreesfuerzo.

Lamentablemente son de todos conocidos diversos problemas de triste actualidad, desde los “suplementos” nutricionales y hormonales que se ofrecen en determinados gimnasios, relativizando sus efectos sobre la salud para conseguir un cuerpo más esbelto; pasando por el trato que reciben ciertos niños que se encuentran en edades evolutivas, con exigencias inadecuadas para su proceso de maduración, en algunos entrenamientos/competiciones escolares; o las descompensaciones musculares que se producen por entrenamientos mal diseñados y/o mal aplicados, que pueden provocar, y de hecho lo hacen, aunque tarden a veces bastante en aparecer, lesiones crónicas y daños para el resto de la vida.

Una pandemia muy preocupante con datos escalofriantes
No debemos obviar que entre los grupos más afectados por una inadecuada labor educativa está el de los niños y adolescentes. La falta de una correcta Educación Física, con el suficiente número de horas para alcanzar los objetivos, impide hacer frente de forma efectiva a una de las lacras a las que se está enfrentando nuestra sociedad en los últimos años: el alto grado de sedentarismo y de obesidad infantil y juvenil. Los niños y niñas españoles, salvo en las clases de Educación Física, no se mueven. Más del 50 % de los adolescentes no realizan ningún deporte y el 39% de los niños de entre nueve y diez años, y el 68,2% de las niñas de esta edad, no desarrolla ninguna actividad físico-deportiva. “Para luchar contra el sedentarismo en las edades en las que aún es posible, las autoridades educativas y deportivas involucradas, en colaboración con los responsables de la Estrategia NAOS, deberían adoptar medidas serias y establecer con carácter de urgencia la campaña ‘5 horas de actividad física reglada a la semana’”, comenta Jaime Vallejo. Esta práctica de actividad física reglada, promovida desde el Consejo General de COLEF, reúne como recomendable la realización entre el colectivo escolar de tres clases de Educación Física semanales y dos con horas extraescolares bajo la dirección del Departamento de Educación Física.